Estudiantil

Categoría que reúne trabajos de estudiantes de la Facultad de Estudios Generales bajo mentoría de algún/a profesor/a.

En mis words...

2017-07-31
Resumen: 

En abril del 2016 la Facultad de Estudios Generales y la Facultad de Humanidades ofrecieron un taller de creación literaria. En el mismo participaron los doctores Elidio La Torre Lagares, Loretta Collins e Yvonne Denis, todos profesores de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras. De ese taller en la que participaron estudiantes de primer año del Recinto, se escogieron las obras representativas de lo que conocemos como Spanglish y que componen esta antología.
La obra creativa de los estudiantes, con su biografía nos remite a un ensayo publicado por la escritora Ana Lydia Vega y que guarda relación y vigencia. Esta antología del Spanglish fue recopilada y editada por la Dra. Vigimaris Nadal y estudiante Jorge L. Sánchez. Agradecemos su compromiso y empeño.
Los textos introductorios son de la Dra. Denise López Mazzeo y la Dra. Cynthia Pittmann.

Texto completo: 

Para dispositivos móviles, descargar EPUB.

 

Cobertura: 
Abril 2016, Recinto de Río Piedras Universidad de Puerto Rico
Audiencia: 
Estudiantes de primer año del Recinto de Río Piedras.
Fuente: 

Taller de creative writing, 2 de abril de 2016.

Colaborador: 
Loretta Collins Klobah, Elidio La Torre Lagares, Yvonne Denis-Rosario
Editor: 
Umbral - CRET

Better ways, better life

2015-04-09
Resumen: 

Este ensayo explora desde una perspectiva científica algunas tecnologías hechas posibles por distintas energías renovables, entablando una relación fácil y clara entre la tecnología y la ciencia para juntas crear una gama de posibilidades ecoamigables donde no se afectan las actividades del día a día  a la misma vez que se mantiene un ambiente saludable.

Texto completo: 

Across the years our planet has suffered many changes, changes that are not necessarily beneficial, changes that are mainly caused by us. Our main problem is Global Warming. Because of this event we have lost beautiful creatures, amazing views, we have endangered many species to the point of extinction, the poles are melting and a numerous of other consequences. Why? Simply because we see this beautiful forest and all we can think about is how great a Victoria Secret Shop would look there or we see a breathtaking coast and all we can think is how epic would be to have a 5 star hotel right there. We are selfish, for the past hundreds of years we’ve only been thinking on how to make our lives easier, technologically better, we have been focused on the world’s tallest building or which computer is better instead of thinking ways of protecting our planet. I’m talking on behalf of the group of people that worries about the health of our beautiful planet, we need to start thinking, we need to stop being selfish because we aren’t the only ones living in this world there are creatures in the oceans, in the forests, and in the sky that are counting on us not to kill our home.

Because of all of those things we need to start thinking about ways of improving our contaminating ways of life.  Over the past years scientists have become more and more aware of our problem and have used every way possible of communicating those concerns with the rest of the people. Thanks to that, our world has consciously and mindfully opened up to the idea and people have come up with new inventions that can help decrease the contamination we send daily to the atmosphere. These new inventions originate from the basic renewable sources of energy: solar energy, eolic energy, geothermic energy, hydroelectric energy, wind power and biomass.  Thanks to these renewable sources we can come up with different ways of helping our world. As we all know the sun is the greatest natural energy we have, without the sun our world wouldn’t be as we know it. Why not use the sun to produce electrical energy? Just a couple of days ago the airplane called “Solar Impulse 2 landed safely in Oman on the first leg of its quest to be the first plane to fly around the world fueled by the sun’s rays” (CNN). Made of carbon fiber, has a 72 meters wingspan and it weighs 2,300 kg, the 17,000 solar cells built into the wing supply four electric motors with renewable energy. During the day, the solar cells recharge lithium batteries, which allows the airplane to fly at night (solarimpulse). Hundreds of airplanes fly in the sky daily, imagine the difference in the world if at least half of them were powered by our sun.

As mentioned before, the sun is not the only one that produces energy, our own body is capable of releasing energy daily. Why waste that energy? The human body at any giving moment produces energy equivalent to 100 watt light bulb (Smithsonian). A 15 year old girl from Canada thought about this and invented a flashlight powered by our own body heat, she called it “Hollow Flashlight”. As incredible as that sounds, it is not the only manually-powered product that exists. Many have used the idea of kinetic energy to power something, kinetic energy is the energy of motion or movement, all moving things possesses kinetic energy. For example, the nPower PEG is a baton-like device of 10 inches long, weighing 14 ounces, that harvest power from the movement of your body when you walk, run, ride in a bus or car or even shaking it up and down, storing it in a battery for later use when you want to recharge an electronic device (sectionhiker). This device was mainly invented for hikers, bikers and people that while doing such activities don’t have an easy access to an electrical outlet.

In class we discussed that helping our planet didn’t meant to stop using fossil fuels and just focus on renewable energy, that would be great but, who says we won’t end up wasting those too? At first we can start by learning to use our energy wisely. The Oregon Scientific advanced wireless appliance manager it’s a device that allows you to break down your homes electricity use on an outlet by outlet basis to pinpoint energy hogs. It can track energy use for up to eight outlets at once form a single display, allowing you to lower the use of energy and your bills. Not only should we take care of the environment but we should take care of us too, eating healthy it’s important and it should be one of our priorities. AUG Living Goods Program it’s an app for the eco-conscious foodie, you can take it with you to the grocery store scan any product’s barcode and the app will automatically give you information on its producer, how far the food has traveled, whether it’s in season, historical pricing, detailed consumer ratings and even your own purchasing history.

All the inventions mentioned before are great ideas that can and have revolutionized our world. This proves that we have the capacity of creating new inventions to help our planet. I’m sure everyday millions of more ideas come to mind and in a couple of years a powered solar airplane or car will be as normal as having a phone nowadays. That said I believe we can work together to learn about better ways and head towards a better life. 

 

Fuente: 

Este ensayo fue un trabajo elaborado en la clase de CIFI3036 de la Profesora Lorna Jaramillo en el Año Académico 2014-2015 y fue presentado en el 47 Certamen Literario del Departamento de Inglés.

Homenaje a Emilio Díaz Valcárcel 1929-2015 en el Sexagésimo Certamen Literario

Texto completo: 

El Departamento de Español de la Facultad de Estudios Generales del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico organiza un certamen literario para los estudiantes matriculados en cursos de la Facultad. El objetivo de este certamen es reconocer la creatividad estudiantil y la correcta redacción en nuestra lengua vernácula, el español.

Este certamen consta de tres categorías: cuento, ensayo y poesía. En cada categoría se elige un primer, segundo y tercer premio. Los criterios principales de los profesores-jueces son el contenido, la creatividad, la organización y el uso del lenguaje.

De esta manera, el Departamento de Español y los ganadores del certamen se complacen en presentar los resultados de su esfuerzo, disponiblae en la Plataforma Umbral.

Los estudiantes ganadores del certamen literario bajo las diversas categorias fueron: Alexandra Benítez González, ensayo; Natalia Sierra, cuento y Paola Cintrón, poesía.

 

2015 - Ganadores del Certamen Literario de Español

Categoría: Cuento

Primer lugar

Categoría: Cuento

Segundo lugar

Categoría: Ensayo

Primer Lugar

Categoría: Poesía

Primer Lugar

Ramón Emeterio Betances

Resumen: 

Ramón Emeterio Betances nació en el pueblo de Cabo Rojo, Puerto Rico, el 8 de abril de 1827. Sus padres fueron don Felipe Betances, de nacionalidad dominicana, María del Carmen Alacán, puertorriqueña. En 1837, falleció la madre de Betances y poco tiempo después este partió rumbo a Toulouse, Francia; en cuya ciudad permaneció hasta terminar su bachillerato en letras y en ciencias, desde  1846 hasta 1848, respectivamente.

Texto completo: 

Ramón Emeterio Betances nació en el pueblo de Cabo Rojo, Puerto Rico, el 8 de abril de 1827. Sus padres fueron don Felipe Betances, de nacionalidad dominicana,  María del Carmen Alacán, puertorriqueña. En 1837, falleció la madre de Betances y poco tiempo después este partió rumbo a Toulouse, Francia; en cuya ciudad permaneció hasta terminar su bachillerato en letras y en ciencias, desde  1846 hasta 1848, respectivamente.

Betances y sus inicios independentistas      

Betances regresó de visita a la Isla en 1848, tiempo en el que se preparaba para ingresar a la Facultad de Medicina en Paris. Por aquel entonces, gobernaba en Puerto Rico el general don Juan Prim Prats y la ley en la Isla era aplicada muy severamente cuando se trataba de disidentes. Es también en ese periodo que Don Felipe Betances tuvo que probar su limpieza de sangre por medio de una serie de peripecias jurídica-legales para probar la “blancura” de la familia Betances.

En el viaje de regreso a Francia, Betances conoció a Segundo Ruiz Belvis. Una vez en Paris y en compañía de ilustres puertorriqueños como por ejemplo, José Julián Acosta y Román Baldorioty de Castro emprendió un proyecto, que consistió en recolectar la mayor cantidad de datos y documentos históricos sobre Puerto Rico, que tenía como fin último, según ellos, devolver el pasado a su patria. Este trabajo culminó en 1851 con la creación de la Biblioteca Histórica de Puerto Rico, que para ese entonces se llamaba Isla de San Juan Bautista.

Recopilar datos históricos, a fin de recuperar algo de la herencia cultural del pasado, fue importante para estos intelectuales. Sin embargo, ese grupo de intelectuales, entre los cuales estaba el joven Betances,  prestaron gran importancia a la cuestión esclavista. Es importante aclarar que José Julián Acosta es de tendencia reformista asimilista, Baldorioty tenía tendencias autonomistas, y finalmente el dúo Ruiz Belvis-Betances tenía tendencias separatistas. La mayoría de ellos, con distintas posiciones políticas, estaban de acuerdo en cuanto al tema esclavista.

Un poco antes que  Betances apareciera en escena, personas como José Julián Acosta ya habían trabajado el pos de la abolición de la esclavitud. Acosta, al término de sus estudios en 1853, vino a Puerto Rico recorriendo gran parte de las haciendas del área oeste, con una premisa que establecía que el jíbaro bien pagado podía también refinar azúcar de igual manera que el africano esclavo.

En 1855, Betances terminó la carrera de medicina, pero no es hasta el 15 de abril de 1856 que toma la reválida ante la Subdelegación de Medicina y Cirugía de Puerto Rico. Sufrió la enfermedad de cólera lo que lo obligó a estar ausente de la vida pública. Retomó su activismo político en 1858 cuando, según se dice, comenzó a fundar las sociedades secretas abolicionistas. Por un lado, tenían el objetivo liberar a los recién nacidos y por el otro, hacer escapar a las islas cercanas a otros tantos esclavos.  Finalmente esta sospecha, entre otras, fueron la causa de su primer destierro ordenado por el general don Fernando Cotoner (1857-1860), Conde de la Cenia.

Lucha Franca por la abolición de la esclavitud

Dicho destierro lo llevó nuevamente a Francia, esta vez lo acompañó su amigo José Francisco Basora. En esa época, su novia y prima enfermó de fiebre tifoidea, y falleció faltando catorce días para la boda. Este acontecimiento hizo que Betances desapareciera de la vida pública, una vez más.

La reincorporación de la  República Dominicana a España en 1861 desató un nuevo conflicto que terminó definitivamente con la ocupación española (1863-1865).  Esta guerra interna fue vital para que Betances entrara en la lucha, no solamente la independencia de los países antillanos, sino también por la abolición de la esclavitud; pues para Betances, independencia y abolición eran hermanas.

La reincorporación de República Dominicana a la metrópoli española en 1961, fue interpretada como la falta de autoridad antillana criolla para atender sus propios asuntos. Sin embargo, República Dominicana ya había abolido la esclavitud en el pasado (1854); por lo tanto, España debía establecer  una legislación para una sociedad en donde no existía la esclavitud, pues este era un nuevo marco social.

También hay que recordar que en Estados Unidos, los estados del Sur, se habían rendido (1865) dando la posibilidad de liberación y abolición de la esclavitud. Este acontecimiento dejaba a España y  Portugal como las únicas naciones que mantenían la esclavitud en Brasil y las antillas respectivamente.

Estos hechos fueron de vital importancia para el cambio de actitud del gobierno español. Fue así que el Ministerio de Ultramar convocó, por medio de la Gaceta Oficial, a finales de 1865 la apertura de información sobre las bases en que debían estar asentadas las leyes con las que se gobernaría Cuba y Puerto Rico, sociedades todavía esclavistas. Betances, por razones estratégicas, prefirió que Ruiz Belvis fuera uno de los delegados y no él  mismo, ante el Ministerio de Ultramar.

El 19 de octubre de 1866 salió finalmente el decreto que citaba a los delegados a Madrid. El Ministro de Ultramar, don Alejandro de Castro, expidió dicho decreto. Ruiz Belvis, entre otros, tomaron la palabra el 6 de noviembre del mismo año. Pero no fue sino hasta el 10 de abril de 1867 que Ruiz Belvis y Francisco Mariano Quiñones hicieron su primera presentación de informe. Dicho informe medularmente habló del pedido  de abolición de la esclavitud con o sin indemnización. Es importante mencionar, que los argumentos que se expusieron en estos informes fueron desde lo puramente social y económico, hasta lo moral-religioso. 

El Ministro de Ultramar, en ese momento, don Alejandro Castro despidió a los comisionados con la promesa de reformas, el 28 de abril de 1867. Sin embargo, ya a finales del año anterior (1866) el Capitán General José María Marchessi había puesto bajo vigilancia en Puerto Rico a todos aquellos que,  según consideraba, no tenían afinidad con el régimen. Una vez más se incumplieron las promesas de la metrópolis.

A la llegada de los comisionados a Puerto Rico, entablaron conversación con los que se habían quedado en la Isla; es en ese momento en el que Betances y algunos otros terminan por rechazar cualquier trato con la metrópoli. También hay que aclarar que no todos estuvieron de acuerdo con ese rechazo; por ejemplo, José Julián Acosta creía en el estado de derecho español y, por lo tanto, no deseaba una guerra con la metrópolis, por considerar que lo único que se lograría sería fundar una república sobre las cenizas de muchos muertos.

El 7 de junio de 1867 ocurrió un motín en la guarnición militar capitalina por haber sido excluidos de un decreto real que sólo arropaba a los militares en España, no así en las Antillas. Eso provocó que Betances y Ruiz Belvis fueran desterrados, pero estos no se presentaron el 10 de julio para ser desterrados. Tiempo después, ambos llegaron a Nueva York para ponerse en contacto con los cubanos y puertorriqueños revolucionarios desde allí, por un corto periodo, y lucharon por liberar al pueblo antillano, tanto de la esclavitud como por su independencia.

Betances y Belvis se separaron el 22 de agosto; el primero se quedó en el caribe para organizar los comités revolucionarios y Belvis tuvo como destino Chile. Betances se quedó en San Tomas, sin embargo, siempre estuvo en constante movimiento, ya en 1869 el general don Laureano Zans logró que expulsaran a Betances de San Tomas. Literariamente, a ese periodo pertenece la obra: Los diez mandamientos de los hombres libres que está fechada en noviembre de 1867.

A finales de 1867, Ruiz Belvis falleció en Chile. Betances había perdido una ayuda valiosa en la lucha revolucionaria. Sin la ayuda de Ruiz Belvis, Betances llegó a Santo Domingo a principios de septiembre de 1867. En el periodo que comprende desde enero hasta abril de 1868, Betances preparó un levantamiento en Puerto Rico. Esto aconteció entre continuos viajes a San Tomas y Santo Domingo, entre los cuales hizo circular armas, municiones e incluso proclamas.

El ataque estaba preparado para el 29 de septiembre de 1868; pero, una indiscreta conversación entre dos independentistas levantó sospechas, y provocó allanamientos en algunas residencias, esto a su vez provocó que descubrieran el plan revolucionario.

El levantamiento se adelantó para el 23 de septiembre de 1868; Betances no llegó a tiempo a la Isla con las armas y mucho menos para dirigir las acciones militares, sin él, el ataque ocurrió; entraron por la mañana a Lares con unas pocas municiones y provisiones, tomaron el ayuntamiento e inmediatamente nombraron un gobierno provisional, prosiguieron hacia San Sebastián en donde se encontraron el ejercito español, que después de algunas horas de combate hizo retroceder a los rebeldes y así terminó ese capítulo de la historia para los revolucionarios.

Nueva York y Paris

Después del fallido levantamiento, Betances, volcó todo su esfuerzo a favor de la independencia de Cuba. Ahora habiéndose establecido en Nueva York, se encontró con un grupo revolucionario activo, estos mantenían el periódico: La revolución de Cuba y Puerto Rico; Betances colaboraba continuamente escribiendo artículos, en los cuales señalaba todas aquellas problemáticas que, según él, hacían del gobierno español, uno equívoco. A ese periodo, también pertenece su traducción del discurso de Wendell Phillips, sobre la vida del haitiano Toussaint L’Ouverture.

Ya para el 1 de diciembre de 1870, Betances escribió a los republicanos de Cuba y Puerto Rico, en favor de la abolición, teniendo como punto de partida un personaje negro y sus aportes, como lo es Alejandro Petion; Betances resaltó la ayuda que Petion había brindado a Simón Bolívar en algunas luchas revolucionarias en Sudamérica.

En un principio, Betances creía que Estados Unidos podría ayudar en la liberación de las Antillas, poco después se le informó que el objetivo final de toda ayuda por parte de los Estados Unidos tenía como fin último la anexión. Fruto de ese desengaño, Betances renunció a sus derechos de ciudadano estadounidense, y por algún tiempo radicó en Haití. Desde Haití, escribió varios folletos, algunos de los cuales lograron infiltrarse en Puerto Rico. Un ejemplo de ello, fue la proclama dirigida a los Borincanos, fechada el 11 de marzo de 1871 en donde advertía a los liberales no desmayar sobre sus ideales y animaba a la perseverancia de pensamiento político.

El 24 de diciembre de 1872, el nuevo Ministro de Ultramar, don Tomás María Mosquera presentó un proyecto de ley, en el que se preveía la abolición de la esclavitud en Puerto Rico. Sin embargo, Betances ya radicado en Paris, escribió sobre las verdaderas razones para la abolición. Según Betances, la ley que abolía la esclavitud promulgada por España obedecía a presiones de las grandes potencias económicas, tanto de Europa como de América; no así al reconocimiento del derecho inalienable de libertad que tenía el esclavo.

La ley que finalmente abolía la esclavitud en Puerto Rico se aprobó el 22 de marzo de 1873. La noticia fue recibida con alegría por quienes ahora, eran libertos. En este momento, Betances centró su atención en la abolición de la esclavitud en Cuba. Para ello se ocupó de escribir y a traducir distintos artículos dirigidos por un lado a aclarar y por otro a informar sobre la esclavitud en Cuba.

Ya en 1897 España concedió una mayor y más amplia autonomía tanto a Cuba como a Puerto Rico, aunque cabe resaltar que en la práctica no siempre se cumplía la ley. Dicha autonomía había tardado demasiado, ahora Estados Unidos había puesto sus ojos sobre el Caribe, y más propiamente sobre Puerto Rico. Tal era la determinación estadounidense, que en abril de 1898 ya se había decidido la invasión a Puerto Rico.

Fallecimiento

El 16 de septiembre de 1898, Ramón Emeterio Betances falleció en Paris. Su entierro fue humilde y laico, según lo había pedido antes de su fallecimiento. También, pidió ser trasladado a Puerto Rico envuelto en su bandera. Sus restos arribaron a San Juan el 5 de agosto de 1920, de ahí fue trasladado en una caravana hasta su pueblo natal Cabo Rojo.

García, L., José Manuel (2007). Betances Heterodoxo: Contextos y pensamientos.  San Juan, P.R.: Ediciones Puerto.

Estrade, Paul y Felix Ojeda Reyes (1995). El anciano maravilloso. San Juan P.R.: Instituto de Estudios del Caribe.

Ramos, M. Andrés (1987). Betances en el ciclo antillano: 1867-1875. San Juan, P.R.: Instituto de Cultura Puertorriqueña.

Suarez, D. Ada. El doctor Ramón Emeterio Betances y la abolición de la esclavitud. San Juan, P.R.: Instituto de Cultura Puertorriqueña.

Varios, (1980). Ramón Emeterio Betances. San Juan, P.R.: Instituto de Cultura Puertorriqueña.

Certamen Literario

2012
Texto completo: 

El Departamento de Español de la Facultad de Estudios Generales del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico organiza un certamen literario para los estudiantes matriculados en cursos de la Facultad. El objetivo de este certamen es reconocer la creatividad estudiantil y la correcta redacción en nuestra lengua vernácula, el español.

Este certamen consta de tres categorías: cuento, ensayo y poesía. En cada categoría se elige un primer, segundo y tercer premio. Los criterios principales de los profesores-jueces son el contenido, la creatividad, la organización y el uso del lenguaje.

De esta manera, el Departamento de Español y los ganadores del certamen se complacen en presentar los resultados de su esfuerzo, disponible en la Plataforma Umbral.

2012 - Ganadores del Certamen Literario

Categoría: Cuento

Tercer lugar

Categoría: Ensayo

Segundo Lugar

Tercer Lugar

Categoría: Poesía

Primer Lugar

 

English Literary Contest

2012
Texto completo: 

For 45 years, the English Department of the College of General Studies at the University of Puerto Rico, Río Piedras Campus has held an English literary contest for students enrolled in its courses. The primary goal of the contest is to recognize student creativity and effective use of English, which for most students is their second language. Since the late 1960s, thousands of students have submitted their original work and many have been inspired to pursue further English language studies and nurture their writing talent. 

During the second semester of each academic year, students submit their entries. Ninety-nine entries were received last year. Three groups of three university English professors judge the anonymous entries in each category. First, second and third prizes are awarded for each category. Judges focus on quality of content, creativity, organization and language use. The literary contest ceremony is usually held in April of each year. Students receive monetary prizes which vary according to funds available.

The English Department and the contest winners are pleased to see the fruits of their efforts made available to the public through the UMBRAL platform.

2012 - English Literary Contest Winners

Short Story Category:

First Place

Essay Category:

First Place

Poetry Category:

First Place

Third Place

Viaje a Costa Rica

Texto completo: 

Este intercambio académico entre el Recinto de Río Piedras y la Universidad de Costa Rica se logró en noviembre de 2012 gracias a la firma de un Convenio de Cooperación Académica entre ambas instituciones. En este primer viaje, participaron cuatro estudiantes de la Facultad de Ciencias Naturales, dos estudiantes de la Facultad de Ciencias Sociales y la Dra. Ileana Galanes, del Departamento de Ciencias Biológicas de nuestra Facultad. El viaje se logró gracias, a la cooperación de muchas personas entre ellas, la Dra. Ana R. Guadalupe, Rectora del Recinto de Río Piedras, al Dr. Luis Ferrao, Decano de la Facultad de Estudios Generales, a la Dra. Lidia Verson, Directora del INIM y su personal de apoyo, al Prof. Héctor Soto, Director del Programa de Bachillerato de Estudios Generales, por facilitarnos el curso ESGE 3995, al Dr. José Vázquez, Director del CRET y a su equipo de trabajo y al Dr. Yury Posada, Coordinador de UMBRAL. El propósito del viaje fue conocer los avances tecnológicos, ambientales y energéticos que posee el Instituto Costarricense de Electricidad. Tuvimos la oportunidad de visitar los parques eólico, geotérmico y la Represa Hidroeléctrica del Arenal. También se visitó el puesto fronterizo de Peñas Blancas en la frontera entre Costa Rica-Nicaragua con el fin de analizar los problemas sociológicos que enfrentan sus pobladores. Cerca de dicho pueblo, visitamos la Asociación de Mujeres Campesinas de La Virgen. Además, el grupo pudo visitar en Liberia-Guanacaste, las instalaciones de la empresa Astra Rocket Company y el Laboratorio del Dr. Franklin Chang, Astronauta de la NASA. Esta empresa construye un motor de plasma para futuros vuelos de la NASA.

image #2 image #3image #4image #5image #6image #7image #8image #9image #10image #11image #12image #13image #14image #15image #16image #17image #18image #19image #20image #21image #22image #23image #24image #25image #26image #27image #28

Paris et ses mots

Texto completo: 

Este proyecto surge de mi interés por la  traducción, el francés, la fotografía y el arte urbano. En esencia, se trata de una exploración de la ciudad y el arte callejero, como resultado de mis caminatas y excursiones por las calles de París retratando diferentes grafitis y las traducciones al español que hice de ellos. A través de las fotos se puede apreciar como varios de los grafitis retratados hacen referencias a películas y artistas de otras épocas y del momento, lo cual nos da un atisbo a la manera en que este conjunto forma parte de la cultura de los artistas y habitantes de este espacio urbano.

Este proyecto fue posible gracias a la ayuda del programa Benjamin A. Gilman International Scholarship. 

image #2 image #3 image #4 image #5 image #6 image #7 image #8 image #9 image #10 image #11 image #12

Nuestra Isla: ¿la queremos verde o gris?

Texto completo: 

Los estudiantes matriculados en el curso “Ecosistemas y Biodiversidad”, CIBI 3035, y la profesora Ileana Galanes del Departamento de Ciencias Biológicas de la Facultad de Estudios Generales presentaron una exhibición de fotografías y artículos periodísticos titulada “Nuestra Isla: ¿la queremos verde o gris? Dicha exposición se llevó a cabo en el vestíbulo de la Biblioteca José M. Lázaro. Esta exhibición es el resultado de un proyecto de investigación llevado a cabo por estudiantes provenientes de la Escuela de Comunicación, bajo la supervisón de la doctora Ileana Galanes. Además, contaron con la colaboración del personal del Centro de Recursos Educativos  y Tecnológicos (CRET) de  la Facultad de Estudios Generales, los cuales ofrecieron talleres y asesoramiento técnico.

Este evento interdisciplinario da a conocer, no solamente las bellezas de los ecosistemas de Puerto Rico y la importancia de conservarlos, sino también el impacto antropogénico en estos ecosistemas. El desparrame urbano en Puerto Rico y las prácticas no sustentables en el uso de la tierra están causando la destrucción y fragmentación de los bosques, la zona cárstica, y los ecosistemas costeros. La construcción de urbanizaciones, centros comerciales y carreteras han cambiado el paisaje de forma permanente, convirtiendo áreas de gran valor ecológico en asfalto y cemento. Además, la gran cantidad de desperdicios generados y arrojados por el ser humano, están contaminando estos ecosistemas y afeando el paisaje de la isla.

La mayoría de las zonas boscosas de Puerto Rico son el resultado de procesos naturales de sucesión ecológica, cuando áreas agrícolas fueron abandonadas luego de la década de los 50, debido a que el enfoque económico de la isla giró hacia la industrialización. El abandono de las fincas, que servían principalmente para la siembra de la caña de azúcar, permitió que estas áreas se regeneraran nuevamente en bosques. Actualmente, aproximadamente un 50% de la isla está cubierto de zonas boscosas pero solamente  alrededor de un 7% está actualmente protegido en Puerto Rico. Por otro lado, este desarrollo urbano sin control ocurre mayormente en elevaciones bajas donde abundan los bosques húmedos, los cuales solo un 3% de éstos están protegidos.

La huella urbana se extiende cada vez más hacia las áreas rurales de la isla y zonas costeras. Si esta tendencia continua, en el futuro los ecosistemas se reducirán y/o quedarán cada vez más fragmentados y aislados. Como resultado, la existencia de muchas especies de plantas y animales nativos y endémicos de Puerto Rico se verán afectadas adversamente por la pérdida de hábitat y el aislamiento. Las áreas urbanas son una barrera para el movimiento de los organismos en especial los terrestres. El aislamiento de los ecosistemas impide que las especies se puedan dispersar para colonizar otras áreas naturales o para la búsqueda de alimento u otros recursos necesarios para su supervivencia.

Los ecosistemas en Puerto Rico al igual que en otras regiones tropicales del mundo poseen la mayor riqueza de especies en comparación con regiones no tropicales, contribuyendo de esta forma al mantenimiento de la biodiversidad del planeta. Por ejemplo, los bosques en Puerto Rico sirven de refugio a una gran diversidad de especies nativas y endémicas de flora y fauna colocando a Puerto Rico entre las 25 zonas de la Tierra que contiene la más alta biodiversidad, llamadas “hotspots” y solo ocupan un 1.4% de la superficie terrestre aunque poseen cerca de un 50% de la biodiversidad del planeta. De estas zonas de alta biodiversidad, el Caribe se encuentra en la posición número ocho.

Estos bosques también son una fuente de especies que sirven para reforestar o restaurar otras áreas, a su vez, esta riqueza de especies permite que los ecosistemas sean más resilientes, manteniendo las condiciones de vida del planeta. Por otro lado, los bosques proveen servicios únicos y vitales a los seres humanos como remover contaminantes del suelo y del aire, retener grandes cantidades de agua y recargar los cuerpos de agua (ríos, acuíferos, embalses) en épocas de sequía. También, contribuyen a bajar las temperaturas de las áreas urbanas, reducen las inundaciones, sirven de amortiguadores de sonido y previenen la erosión del terreno evitando la sedimentación de los cuerpos de agua y la degradación del suelo. Además, son reguladores del clima y reducen el dióxido de carbono de la atmósfera disminuyendo de esta forma los efectos del calentamiento global.

Ileana T. Galanes, Ph.D.

Catedrática Asociada

Facultad de Estudios Generales

Departamento de Ciencias Biológicas

image #2 image #3 image #4 image #5 image #6 image #7

,

image #2 image #3 image #4 image #5 image #6 image #7 image #8 image #9

,

image #2 image #3 image #4 image #5

Enrique José Varona

Resumen: 

Enrique José Varona y Pera nació el 13 de abril de 1849 en la ciudad de Puerto Príncipe, hoy Camagüey, en Cuba. Fue escritor, educador, humanista, poeta, filósofo, profesor y orador. Fue, además, y por sobre todo, un gran patriota y se le conoce como el forjador de la nacionalidad cubana. Varona fue el quinto de los hijos de don Agustín de Varona y Socarrás y de doña Dolores Pera y Beltrán de Varona. Sus padres procedían de las más ilustres familias camagüeyanas. Varona perdió a su padre cuando aún era muy joven, pero su recuerdo lo llevó siempre consigo por creerlo un hombre inteligente que hizo mucho por darle las bases de una sólida cultura clásica. La vida íntima de Varona es poco conocida. Se sabe que contrajo matrimonio con Tomasa del Castillo cuando contaba con dieciséis años de edad, y a causa de ello interrumpió sus estudios de bachillerato, ya próximos a terminar. Varona dedicó sus años de vida no solo a un intenso y fecundo trabajo intelectual que lo convirtió en figura clave del pensamiento y de las letras hispanoamericanas, sino también a una desinteresada labor patriótica por la independencia de Cuba. 

Texto completo: 

Enrique José Varona y Pera nació el 13 de abril de 1849 en la ciudad de Puerto Príncipe, hoy Camagüey, en Cuba. Fue escritor, educador, humanista, poeta, filósofo, profesor y orador. Fue, además, y por sobre todo, un gran patriota y se le conoce como el forjador de la nacionalidad cubana. Varona fue el quinto de los hijos de don Agustín de Varona y Socarrás y de doña Dolores Pera y Beltrán de Varona. Sus padres procedían de las más ilustres familias camagüeyanas. Varona perdió a su padre cuando aún era muy joven, pero su recuerdo lo llevó siempre consigo por creerlo un hombre inteligente que hizo mucho por darle las bases de una sólida cultura clásica. La vida íntima de Varona es poco conocida. Se sabe que contrajo matrimonio con Tomasa del Castillo cuando contaba con dieciséis años de edad, y a causa de ello interrumpió sus estudios de bachillerato, ya próximos a terminar. Varona dedicó sus años de vida no solo a un intenso y fecundo trabajo intelectual que lo convirtió en figura clave del pensamiento y de las letras hispanoamericanas, sino también a una desinteresada labor patriótica por la independencia de Cuba. 

Primeros Años y Educación

Desde temprana edad, Varona nutrió su mente con la lectura de clásicos de la literatura. A los 11 años comenzó el aprendizaje de idiomas, y con el tiempo llegó a dominar el latín, el griego, el inglés, el italiano, el francés y el alemán. De familia relativamente acomodada, Varona se educó en el colegio San Francisco, de su ciudad natal, que estaba bajo la dirección de los Padres Escolapios. Allí recibió clases de griego y latín. Sin embargo, es de hacer notar que a pesar de haber recibido en ese colegio la formación básica de su cultura, en lo que atañe a las directrices de su pensamiento ya maduro, Varona se situó muy lejos de sus maestros iniciales. En la obra del antiguo alumno de los Escolapios se destaca su impugnación al dogmatismo, la intolerancia y el fanatismo religioso. A los diecisiete años escribió dos odas elegíacas dedicadas a la memoria del insigne patriota cubano Gaspar Betancourt Cisneros. Además, es de muy temprana edad su colección antológica Ramillete poético, que contiene 216 sonetos clásicos.

Varona se graduó en 1893 de Doctor en Filosofía y Letras en la Universidad de La Habana. Realizó y sostuvo una tesis titulada La moral positivista y la moral evolucionista, que comprende dos aspectos de sus preferencias filosóficas: el positivismo y la teoría de la evolución, según Darwin.

Primeras Obras

En 1868, año del comienzo de la Guerra de Independencia, Varona publicó tres obras. La primera fue una colección de versos que tituló Odas anacreónticas, a la que siguió un estudio sobre Horacio. La tercera fue una edición crítica de obras dramáticas de autores españoles desde Lope de Vega hasta Cañizares, ordenadas con breves notas históricas, mitológicas, bibliográficas y filosóficas. Varona tituló esta obra Tesoro del teatro antiguo español. Por esta fecha Varona también colaboraba con El Fanal, el único periódico provincial de esa época. 

Varona y la Guerra de los diez años

El joven Varona, amante de los libros, sintió el llamado de la patria que iniciaba una guerra de liberación, la llamada Guerra de los Diez Años (1868 – 1878).  Varona, hombre de genuina preocupación intelectual, no pudo sustraerse a las vicisitudes políticas de su patria. Por esta razón, estuvo presente al llamado de los patriotas camagüeyanos encabezados por Salvador Cisneros Betancourt y Marqués de Santa Lucía, que se alzaron en armas en contra del poder colonial de España en la finca Las Clavellinas el 4 de noviembre de 1868. Pero la dureza del campo de batalla no era terreno propicio ni para el carácter ni para la salud del joven estudioso. Su constitución física no lo ayudaba para las tareas militares, por cuya razón su presencia no era de mucha utilidad. Varona pensó, entonces, en la posibilidad de lograr por otras vías lo que se proponía la lucha armada. Por dicha razón, regresó a su ciudad natal.

Regreso de la Guerra e Ideología Política

Fue después del regreso de los Guerra de los Diez Años, cuando, mostrando un rebuscamiento que quizá emanaba de lucha entre lo que decía y el genuino sentir que iba a mostrar en el resto de su vida, escribió una alegoría dramática, La hija pródiga, y una Oda a España, en donde tiene expresiones de lealtad a la metrópoli española. En esas obras Varona mostraba no solo su alejamiento del movimiento separatista cubano, sino su adhesión circunstancial al movimiento español. Sin embargo, se dice que el patriota Varona nunca se perdonó esas publicaciones.

Cuando Varona regresó a Camagüey en 1870, retornó a su labor intelectual y patriótica con renovados bríos. Varona se sumergió en su biblioteca, volvió a sus libros amados y dio comienzo a la etapa de su autoformación cultural. Se puso al tanto de las corrientes de pensamiento que se debatían en el mundo, amplió la base de sus conocimientos de idiomas hasta poder manejar con facilidad el inglés, el italiano, el francés y el alemán, que conjuntamente con el griego y el latín le permitieron estudiar las obras maestras del pensamiento y la literatura universal en su idioma original. 

Varona se afilió a la corriente autonomista y realizó una activa labor de denuncia contra los excesos políticos de la metrópoli hasta que se convenció de que sólo el separatismo podría representar una superación efectiva de las deplorables condiciones en que se encontraba su país. Varona realizó en Cuba, en el período que precedió a la guerra de 1895, una genuina labor patriótica y de elevación espiritual y cultural. Valientemente denunció los males de la colonia y alentó al pueblo a que se levantara ante la inercia y el afán de reposo en que naufragaban las aspiraciones de la libertad.

Traslado a la Habana

En 1878, Varona se trasladó a La Habana. Casado, con hijos, y la mayor parte de su fortuna desaparecida, daba comienzo a una nueva vida. En la capital cubana se le conocía por las obras y artículos publicados durante los años de 1870 a 1878, en los cuales había escrito su primera obra de crítica literaria que tituló Estudios Literarios. Además, escribió varios artículos y estudios bajos los títulos de: Reformas en la enseñanza, La sociología de Bain, La lógica de Balmes, La sociología en sus relaciones con la fisiología y La evolución sociológica. 

Estando en La Habana, Varona trabajó como periodista y maestro. Colaboró con la Revista de Cuba, que bajo su dirección se convirtió en la Revista Cubana. Varona dirigió esta revista desde 1885 hasta 1895, año en que emigró a los Estados Unidos.

Varona en Nueva York

Varona se trasladó a Nueva York a poco de iniciarse en Cuba la Revolución de Yara. La revista El Fígaro, los periódicos El Triunfo y su continuador El Trunco, La Habana Elegante, El Cubano, y el seminario liberal autonomista La Lucha recogieron la intensa labor que desplegó Varona durante su estancia en Nueva York.

Esta conducta patriótico-cultural llevaría a Varona a merecer, ante la muerte del apóstol de la libertad, la distinción de ser el sustituto de José Martí en la dirección del periódico Patria. Patria era un periódico editado en el exilio, en la ciudad de Nueva York, por el Partido Revolucionario Cubano. Varona redactaba los editoriales del periódico Patria estando atento a la marcha de la guerra que se desarrollaba en la Cuba. Además, estando en los Estados Unidos, pronunciaba discursos en todas las ciudades donde existían núcleos de emigrados revolucionarios.

Creación Literaria y Aportes a la Educación

En 1890, Varona comenzó la publicación de sus Conferencias filosóficas, que tratan de psicología, sociología y filosofía moral. De esta década son sus célebres trabajos La metafísica en la Universidad de la Habana y El clericalismo en la Universidad de la Habana, entre otros, donde acentuó sus criterios positivistas como arma de combate contra las direcciones del pensamiento de España y a favor de los ideales cubanos. 

Por la necesidad de servir a su patria, Varona escribió sobre temas económicos, políticos y sociales. Los títulos eran significativos: Los cubanos en Cuba, El bandolerismo, reacción necesaria y El poeta anónimo de Polonia. La mayoría de esos trabajos quedaron recogidos en el libro Artículos y discursos, publicado en 1891.   

En el año 1895 estalló la revolución orientada y alentada por José Martí, quien murió ese mismo año. Varona fue llamado a sustituirlo y se le pidió que diera continuidad a su obra. De esa época son sus discursos sobre Martí, su obra política, La política cubana de los Estados Unidos, el manifiesto Cuba contra España, y el magistral estudio El fracaso colonial de España, dividido en dos partes: período colonial y período revolucionario. La mayoría de estos trabajos quedaron publicados en un libro que Varona tituló De la colonia a la república. Terminada la guerra hispano-cubano-americana, y producida la intervención militar americana, el general Wood nombró a Varona Secretario de Instrucción Pública y de Hacienda, y le encomendó la reforma de la enseñanza cubana, secundaria y universitaria.

Para 1898, Varona se entregó por completo a ejercer la cátedra de la psicología, filosofía moral y sociología en la Universidad de la Habana. Armado con las ideas del positivismo filosófico, Varona reformó la enseñanza media y superior cubanas poniendo en práctica sus criterios pedagógicos básicos. La actividad de la cátedra la compartía con su quehacer favorito, la crítica literaria. En 1905 dio a la publicidad su Curso de sociología y dos años más tarde Desde mi belvedere, donde agrupó sus variados trabajos literarios escritos antes de esa fecha.

Varona se retiró de su cátedra universitaria en el 1917. En 1918 publicó Con el eslabón, uno de sus libros más interesantes por el escepticismo que muestra el autor sobre las cosas que le preocupan en la vida. En 1921 publicó Poemitas en prosa. Luego de esta fecha, ya no hubo mayores publicaciones de su parte, salvo cartas, entrevistas y artículos periodísticos.

La obra del pensador cubano, con excepción de sus Conferencias filosóficas, es mayormente ensayística. Varona no cultivó la novela, el drama ni el cuento. Principalmente, se valió del ensayo porque era el más adecuado para tratar la variedad de problemas sociológicos, políticos, y educacionales de la realidad hispanoamericana.

Fallecimiento

Se considera que la obra más importante de Varona en el campo filosófico fue Conferencias filosóficas. Esta obra es vista como una gran contribución del pensador cubano a la cultura española por haber sido la primera de este tipo publicada en el mundo de habla hispana. Entre otras cosas, la obra muestra las ideas de Varona sobre lógica, moral y sociología. Enrique José Varona murió en La Habana el 19 de noviembre de 1933, a los ochenta y cuatro años de edad.

Bibliografía: 
Ferrer Canales, J. (1973). Imagen de Varona. Puerto Rico: Editorial Universitaria, Universidad de Puerto Rico. 

Martínez, O. (1972). Vida y obras de José Varona, ensayista cubano. Disertación sometida al Departamento de lengua y literatura de Florida State University.

Varona, E. (1943). Varona. México: Ediciones de la Secretaría de Educación Pública.